El valor de la formación no reglada en el mercado laboral

La formación no reglada la mejor aliada entre empresas y trabajadores
Directora de Marketing de SEAS

Compartir

09.07.2021

El número de profesionales que deciden seguir un programa de formación a lo largo de su carrera profesional crece cada año. Incluso entre trabajadores con empleos aparentemente estables. Buscan en esta formación adquirir competencias específicas y prácticas. La formación no reglada se convierte en estos momentos en una oportunidad para muchas personas. Una formación que nace en la mayoría de los casos del propio interés de la persona, consiguiendo que los alumnos disfruten y colaboren en su formación, obteniendo altos porcentajes de satisfacción.

Las empresas, por su parte, entienden que el mundo cambia y que un profesional debe seguir formándose para actualizar conocimientos y trabajar competencias específicas que conecten con su propio entorno laboral. El acceso a la formación de sus trabajadores y la posibilidad de combinar los estudios con su actividad en las organizaciones facilita la actualización de conocimientos y que trabajadores y empresa avancen al unísono.

La formación no reglada se ha convertido así en la mejor aliada entre empresas y trabajadores. La oportunidad para ambos de acceder a una formación en consonancia con los cambios del mercado.

Las claves del crecimiento y profesionalización de la formación no reglada en los últimos años las podemos encontrar en: la facilidad para su acceso (los requisitos previos académicos en ocasiones pueden ser compensados por los años de experiencia acumulados); No está limitado a franjas de edad. Los alumnos pueden elegir la formación de su interés a lo largo de toda su vida laboral; Permite la especialización en un corto periodo de tiempo; El acceso a formación muy específica independientemente del lugar donde te encuentres y el tiempo que tengas disponible para seguirla. Gracias a que este tipo de formación hace ya muchos años que se ofrece en modalidad online; Una formación vinculada a los fondos que el Estado dedica a la formación continua para trabajadores (FUNDAE) que beneficia al trabajador y a las empresas; Añadiendo que su flexibilidad en periodos de matrícula más abiertos y sus posibilidades para adaptarse a las necesidades del mercado laboral hacen que los estudios no reglados permitan cubrir puestos de trabajo con perfiles muy especializados.

Optar a este tipo de formación permite adquirir conocimientos específicos que refuerzan programas académicos más generales y son también una oportunidad para prepararse para un nuevo puesto de trabajo. En ocasiones, permiten a muchos profesionales reorientar su carrera profesional en un periodo de tiempo inferior al que deberían invertir si se formaran a través de estudios oficiales, optando por conocimientos más concretos. Estos estudios pueden ser también la puerta de entrada al mercado laboral para personas que llegan a nuestro país con unos estudios que no son convalidables o permitirles reorientar su carrera profesional, accediendo a su primer puesto de trabajo.

Si toda crisis viene acompañada de nuevas oportunidades, en este caso las oportunidades han venido de la mano de la tecnología. Sin duda, la situación vivida durante el último año ha sido un gran impulso para la formación online. Pero la formación no reglada ha sido pionera en ofertar su formación a través de esta modalidad. En SEAS, Estudios Superiores Abiertos, hace ya casi dos décadas, fuimos pioneros en este tipo de metodología al entender que, si queríamos acompañar a nuestros alumnos en su formación continua y profesional, debíamos favorecer la conciliación del estudio con su vida profesional y familiar. Ofrecemos una formación online acompañada de servicios específicos que cubren las necesidades de estos alumnos, poniéndolos en contacto con las empresas, adaptando la formación a las demandas del mercado laboral y abriendo las posibilidades de su incorporación a un puesto de trabajo o la promoción interna. Son necesidades que nos han trasladado nuestros alumnos en nuestros 18 años de experiencia formando online, y que dar solución a las mismas es fundamental para su elección en la formación no reglada.

A la hora de elegir una formación no reglada, además de los contenidos y el equipo docente, la diferencia en estos programas vendrá delimitada por los servicios que pueda disfrutar el alumno durante su preparación y la titulación que obtenga al finalizar el estudio. La oferta de formación no reglada es muy amplia y la diferencia entre un programa y otro está en el centro de formación que la imparte, los servicios que ofrece al alumno y la titulación que se obtiene al finalizar la misma. Que el alumno finalice la formación adquiriendo competencias técnicas y personales, que disponga de un tutor que le ayude a planificar el estudio y haga seguimiento de sus avances y que la titulación obtenida tenga reconocimiento en el mercado laboral.

Pongamos en valor la formación no reglada que permite la constante actualización de conocimientos. Las empresas demandan trabajadores que avancen al mismo ritmo que lo hace la organización y para ello la formación continua de los trabajadores, es fundamental.

Educación
online
actualidad
Empresa