La fotógrafa Laura Uranga ganadora del Premio Ortega y Gasset de Periodismo

Responde a su trabajo en “Aragón, Pueblo a Pueblo” de Heraldo de Aragón

Laura Uranga, egresada de Comunicación Audiovisual de la Universidad San Jorge, y su compañero Pablo Ferrer fueron galardonados ayer con el Premio Ortega y Gasset de Periodismo de El País, en la categoría “Mejor Cobertura Multimedia”, por su trabajo en la sección “Aragón, pueblo a pueblo” de Heraldo de Aragón. Esta iniciativa consistió en la publicación de una doble página diaria donde se presentaron los 731 municipios de Aragón, comenzando por Calamocha el 1 de agosto de 2017 y finalizando con Zaragoza capital el 18 de julio de 2019.

El jurado de la 37ª edición de estos premios, unos de los más prestigiosos del periodismo español, destacó lo “exhaustivo” del trabajo y “la profunda labor de documentación para abordar una temática, la de la España vaciada, que se ha colocado en el centro del debate en los últimos años”.

En esta línea, Laura Uranga cuenta que la despoblación y el problema que genera en los habitantes es lo que más impacto le causó.  “Hemos visto la despoblación en prácticamente todos los sitios a los que hemos ido. Ves el lado humano de la gente, que te cuenta sus problemas reales, y te impacta”, explica. “Desde buses que no pasan por una localidad y provocan que los habitantes tengan que llamar a taxis, hasta padres que tienen que llevar a sus hijos a guarderías de Valencia porque, aunque una de Teruel esté más cerca, para llevarlos allí tendrían que hacer más kilómetros en coche”, recuerda.

Sin embargo, la egresada de la promoción 2014 de la USJ también recalca “su afán de superación, de luchar y de permanecer en sus pueblos, porque es lo que quieren y donde quieren estar”. Para mostrar este sentimiento, Laura trató de mostrar a través de sus fotografías “que los pueblos siguen vivos y que hay gente que vive allí”. Intentó reflejar escenas cotidianas, como una barra de pan colgada de una puerta, el supermercado o un camión que llega con los alimentos congelados. “Sobre todo, la vida que todavía queda”, resume la fotógrafa.

“Aragón, pueblo a pueblo”

Mantener una publicación diaria supone esfuerzo, organización y capacidad para improvisar y solucionar problemas. De media, explica Laura, iban a tres municipios al día, aunque llegaron a visitar cinco en la misma jornada. “A veces teníamos que cambiar porque podíamos planificar ir a tres, se nos caían dos y al final terminábamos yendo solo a uno”, ejemplifica.

Laura califica la experiencia como “muy intensa, pero muy gratificante tanto personal como profesionalmente”, porque, según asegura, las experiencias personales, la gente que han conocido y los sitios que han descubierto compensan toda la exigencia. “Hemos montado en globo aerostático, nos hemos tirado por tirolinas, hemos ido en avioneta… son cosas que recuerdas con cariño”, recuerda.

Actualmente, Laura Uranga y Pablo Ferrer están inmersos en una nueva serie de Heraldo de Aragón: “Aragón es extraordinario”.