Un nuevo contingente del ejército se forma en las cocinas de ESAH

La Brigada Guadarrama releva a la Brigada Paracaidista en el Líbano

Durante esta semana un nuevo contingente del ejército se forma en las cocinas de nuestra escuela de formación en hostelería y turismo ESAH, centro de formación de SEAS Estudios Superiores Abiertos, para continuar el programa Sancho Panza en el relevo que realizarán durante el mes de noviembre en el Líbano. La Brigada Guadarrama releva a la Brigada Paracaidista.

Entre las diferentes actividades que este nuevo destacamento realizará en el Líbano está continuar con el programa Sancho Panza, un proyecto de acercamiento a la población local que se inició hace ya más de 5 años que consiste en el intercambio de cultura gastronómica.

En esta ocasión y para respetar las medidas de seguridad que nos exige la actual situación sanitaria los participantes en este programa se han dividido en dos grupos asistiendo a las clases en jornadas diferentes.

En las jornadas presenciales han podido realizar y degustar, elaboraciones como pastel de merluza, espinacas a la crema, ajo blanco, chipirones en su tinta, merluza en salsa verde, pollo en pepitoria, perrunillas, tarta de manzana, hojuelas, natillas y magdalenas.

Todos los participantes han recibido además un recetario que incluye más de 50 recetas de la cultura gastronómica española entre las que se encuentran la empanada gallega, el cocido madrileño, la barandada de bacalao o los churros.

Como en anteriores ocasiones, todos los asistentes a la formación, organizada por nuestra coordinadora Mari Carmen Valerdi y desarrollada por nuestros profesores Luisa Jaime y Miguel Ferrero, mostraron un gran interés por las elaboraciones y estamos seguro serán dignos embajadores de nuestra gastronomía.

La misión de la ONU en Líbano tiene entre sus cometidos vigilar el cese de hostilidades entre Hezbollah e Israel y acompañar y asistir a las Fuerzas Armadas libanesas en el sur del país y a lo largo de la separación entre ambos países denominada Línea Azul. También garantizar el acceso humanitario a las poblaciones civiles y el regreso voluntario y seguro de las personas desplazadas.

Tras la grave crisis que se produjo entre Israel y Hezbollah en 2006, la ONU incrementó sus cascos azules en la zona.

La respuesta española no se hizo esperar y el Parlamento respaldó por práctica unanimidad el envío de un contingente de un máximo de 1.100 efectivos. En la actualidad, forman parte de la misión 10.587 persona s de 40 naciones (2/dic/2016) Están desplegados en dos sectores, el Este y el Oeste, bajo mando español e italiano, respectivamente. También conforman una Fuerza de Reserva francesa.

El contingente español que llegó a contar con un máximo de 1.100 militares, se mantiene desde 2012 entre 600 y 700. A día de hoy, hay alrededor de 650 militares desplegados. España ostenta el mando del Sector Este.

Desear a este nuevo contingente el mayor de los éxitos en esta nueva misión.