Alumnos del ciclo superior de Marketing de CPA Salduie llevan a cabo el lanzamiento de su propia empresa

Se apoyaron en asignaturas como “Gestión económica y financiera de la empresa” y “Atención al cliente, consumidor y usuario”

A lo largo de todo este curso, los alumnos del Grado Superior de Marketing y Publicidad de CPA Salduie han desarrollado un proyecto transversal entre las asignaturas “Gestión económica y financiera de la empresa” y “Atención al cliente, consumidor y usuario”, impartidas por Gema Pascual. Y a través del cual han llevado a cabo el proceso completo para el lanzamiento de la empresa.

Primeros pasos para la creación de la empresa

Todo comenzó en el primer trimestre. Momento en el que tuvieron que montar su propio negocio, dentro de un sector específico, y con una oferta y una demanda muy determinadas. Así que, divididos en grupos, comenzaron con la toma de decisiones: ¿qué tipo de empresa nos gustaría montar? ¿cómo queremos que sea esta empresa? ¿a quién nos dirigimos? ¿qué tipo de producto ofertamos?

Y una vez tomado un camino un poco más concreto, comenzaron a pensar en el nombre de la misma, la imagen corporativa, y se lanzaron a crear el plan de empresa. En éste, además de resolver todas las cuestiones anteriores, pusieron encima de la mesa los objetivos y el escenario de sus respectivas empresas, así como el protocolo de atención al cliente.

Además, al tratarse de un lanzamiento de negocio real, también tuvieron que tener en cuenta la gestión económica y financiera de la misma. Y llevar a cabo la definición del organigrama de cada uno de los departamentos que la componen.

Segundos pasos a seguir en el lanzamiento de la empresa

En esta segunda fase, les tocó meterse en la cabeza de su público objetivo para definir la mejor forma de comunicarse con sus posible clientela. Y es que, en toda empresa la atención al cliente es prácticamente la base. Y, como bien dice Gema Pascual: “Es fundamental que el proceso de atención se desarrolle de la manera más adecuada y efectiva. Por ejemplo, si la atención es telefónica predomina el tono de voz, el timbre… Por ello, tenemos que aplicar diferentes pautas conductuales dependiendo de si el tipo de atención va a ser presencial, telefónica, online, mixta…”.

Dentro de este entorno de la atención al cliente, aprendieron y decidieron la forma de obtener datos de clientes como, por ejemplo, a través de ficheros, cuestionarios de seguimiento… Para, además, estar más preparados a la hora de llevar un mejor control de quejas y reclamaciones. Y es que, la información siempre es poder. Y cuanto más conozcamos a nuestros clientes, mejor nos relacionaremos con ellos.

El lanzamiento de la empresa se hace realidad

A colación de lo que comentábamos, en este tercer trimestre tuvieron que decidir las diferentes formas de conseguir un feedback procedente directamente de los clientes, para poder conocer y evaluar las necesidades de sus clientes.  Y por último, entender las vías más modernas de contacto directo con ellos, como lo son las Redes Sociales.