CASOS REALES COMO MÉTODO DE APRENDIZAJE EN CENTRO SAN VALERO

El Reto “Reductor” ha sido el primer desafío al que se han tenido que enfrentar

Los alumnos de segundo curso del Grado Superior de Programación de la Producción en Fabricación Mecánica se han enfrentado al Reto “Reductor”. Para superarlo han tenido que simular una empresa que se dedica a la venta de reductores. Durante el proceso han preparado una oferta comercial y la han presentado en inglés a los clientes, en este caso, sus profesores.

Dentro de la actividad han tenido que desmontar y dibujar un reductor y fabricar en CNC un suplemento para la salida del motor. Después, han montado el cuadro eléctrico que mueve al motor que va junto al reductor. Todo el trabajo requiere de una planificación previa que tienen que realizar y seguir. Un proceso en el que han tenido que aplicar los conocimientos aprendidos en el aula, organizar el trabajo en equipo y preparar una presentación.


El “Aprendizaje Basado en Retos” (ABR) forma al alumno aplicando los conocimientos aprendidos en el aula a situaciones reales donde se enfrentan a problemas, descubren soluciones por ellos mismos y las comprueban en un determinado contexto. Una metodología de aprendizaje que fomenta el aprendizaje colaborativo, desarrolla la creatividad y facilita la comprensión más profunda de las materias y trabaja las habilidades comunicativas; en definitiva, conecta el aula con el mundo real de la empresa.

VIDEO DEL PROYECTO

La formación del ciclo de Programación de la Producción en Fabricación Mecánica prepara al alumno para ser capaz de planificar, programar y controlar la fabricación por mecanizado y montaje de bienes de equipo, así como, realizar diseño de productos mecánicos. En la actualidad tienen una inserción laboral de casi del 100% por su alta demanda en el sector empresarial y más concretamente por parte de la industria 4.0.