A.I.M. (Armas de Integración Masiva)

La música es capaz de transmitir ideas y representar conceptos
Músico / Dir. Rap Academia / CEO Alter Ego Records

Share this post

01.02.2019

La música ya ha demostrado largamente que más allá del mero ocio o divertimento, es un arte que influye en el ser humano de una manera notable, tanto en el plano de las sensaciones afectando al propio desarrollo de las capacidades cognitivas, como en su faceta terapéutica, para reconfortar el alma, curar las mentes, o incluso actuar en la mejoría fisiológica del cuerpo humano a través de lo que se denomina somatización positiva.

Mirándola desde otro punto de vista es un elemento capaz de transmitir ideas y representar conceptos con una facilidad y alcance fuera de toda duda, especialmente entre el público juvenil.

Me gustaría detenerme en este punto, ya que lo que quería compartir en este artículo no es más que una reflexión que estoy haciendo basándome en las experiencias vividas estos últimos 3 años de trabajo en aulas y centros educativos de toda índole.

Si bien es habitual que nuestras acciones educativas a través de la música rap suelen ser muy bien recibidas tanto por docentes como por el alumnado en general , a nivel personal he de decir que donde se encuentran las mayores sorpresas, donde se experimentas las situaciones más mágicas, y donde se hacen más patentes los progresos a nivel personal, se dan cuando llegas a trabajar a sitios desfavorecidos o con colectivos en riesgo de exclusión donde a priori el nivel cultural y las situaciones personales o ambientales no favorecen para nada el desarrollo y la realización personal de l@s jóvenes. La mayoría de la gente no es consciente aún del poder que tiene la música, a la hora de visibilizar e integrar colectivos, de reparar ánimos y autoestimas, de romper barreras de comunicación...

He visto con mis propios ojos a docentes ojipláticos, y con una expresión entre el desconcierto y la sorpresa, al ver a un alumno retraído o poco participativo de los que no abren la boca y parecen pasar de todo en clase, mostrando sobre un folio en blanco, y con solo la ayuda de una instrumental de rap, habilidades y talentos literarios, poéticos y creativos nunca antes expresados.

Como bien dijo un poeta de esta ciudad un día, y no le faltaba razón, "Donde duele inspira" y es por ello que la gente que lo ha pasado mal, que está creciendo en las situaciones más adversas, en entornos hostiles para el desarrollo humano, suelen facturar los más interesantes textos, basados en experiencias y sentimientos reales.

Con un poco de ayuda y las herramientas necesarias, brindar a estos colectivos el mero hecho de poder expresarse , mostrar su realidad, reflexionar acerca de su persona y visualizar un futuro, ordenar sus ideas, plasmarlas en un folio para luego interpretarlas en público, marca la diferencia entre seguir cargando con un lastre vital y emocional o disponer de una válvula de escape, un alivio personal, y un plus de autoconfianza. Por otro lado, esta forma de comunicación bidireccional nos permite acercarnos y conocer detalles de las vidas y circunstancias que de otro modo serían invisibles a nuestros ojos.

Nuestras armas son un boli, un papel, un ritmo y la certeza e ilusión de que lo que hacemos sirve para mucho más que para entretener o divertir durante un tiempo a las personas...

Es, desde mi humilde punto de vista, una forma de empoderamiento, un altavoz del alma, una manera de dar visibilidad a estos colectivos y evitar que pierdan su vínculo con la sociedad, integrándolos de una forma natural, artística, y cultural.

Música
Educación
integración
Cultura