Alumnos del máster en Marketing y Comunicación Corporativa de USJ colaboran con asociaciones benéficas

Han participado asociaciones como Banco de Alimentos de Zaragoza, Club Adapta de la Fundación CAI y Protección Infancia Contra Abuso (P.I.C.A)

El máster en Marketing y Comunicación Corporativa de la Universidad San Jorge celebró ayer la sesión final del Maratón Solidario, una iniciativa en la que diferentes ONGs y asociaciones presentan qué necesidades tienen en materia de comunicación y marketing para que los alumnos puedan desarrollar un plan adaptado y personalizado.

El 15 de mayo, los estudiantes conocieron a las asociaciones que . En esta primera sesión se detallaron las características de cada entidad y se determinó qué grupo de alumnos trabajaría con cada una.

Tras varias semanas de análisis y propuestas, los estudiantes presentaron ayer su plan de comunicación y marketing a las asociaciones. El informe debía reflejar aspectos como una serie de objetivos, el público al que se dirige la comunicación, la idea y mensaje que se quiere transmitir, qué financiación y recursos se tendrán que dedicar y qué medios se utilizarán para transmitir la campaña.

Durante todo el maratón, los estudiantes han tenido la posibilidad de estar en contacto con representantes de la ONG seleccionada y profesionales asociados que han actuado como expertos que escuchan las propuestas y les aconsejan para realizar una planificación integral de la comunicación.

Debido a la suspensión de las clases presenciales, tanto el desarrollo del trabajo como la presentación de las propuestas se ha realizado por videoconferencia. Sin embargo, los resultados y la visión de los alumnos sobre este tipo de actividades no han variado. La estudiante Beatriz Jericó considera que estas acciones le ayudan a ver otras “realidades atípicas” que merecen ser escuchadas y comprendidas. “Más aún después de que el COVID nos está demostrando que no actuamos ni vivimos en comunidades limitadas, sino globales, y que una pequeña acción puede desencadenar no solo consecuencias más allá de nuestro entorno cercano, sino grandes logros niveles que no podíamos ni imaginar”, afirma.

Para Beatriz, que ha trabajado con la Asociación P.I.C.A, ha sido una experiencia “enriquecedora e intensa”. Asegura que tanto ella como los compañeros de su grupo han “disfrutado y aprendido mucho” y opina que “han sacado un proyecto factible de comunicación para que pueda aplicar P.I.C.A a todas sus sedes”. Además, cuenta que la asociación les transmitió su enhorabuena, por lo que están “muy contentos” con el trabajo realizado.