Universidad San Jorge celebra su acto oficial de Apertura invistiendo a sus nuevos doctores y entregando ayudas a jóvenes investigadores

La lección inaugural, a cargo del profesor Javier Bascuas, ha tratado sobre la evolución del ser humano

La Universidad San Jorge ha celebrado esta mañana el acto oficial de Apertura del curso académico 2020-2021, en el que se ha investido a los nuevos doctores de la USJ en el área de Ciencias de la Salud; se han otorgado los Premios Extraordinarios de Doctorado y se han entregado las becas de iniciación a la investigación de Industrias Químicas del Ebro.

El curso académico comenzó el 14 de septiembre, pero hoy se ha celebrado esta ceremonia oficial en la que los nuevos doctores han recibido el birrete, la medalla y los guantes de manos de la rectora de la Universidad, Berta Sáez. Los nuevos doctores investidos han sido Guillermo Cásedas López, Patricia Roldán Pérez, Diego Jaén Carrillo, Cristina Trigo Vicente y Mar Gimeno Frontera, todos de la rama de Ciencias de la Salud. Además, el Consejo Rector de la USJ ha otorgado los Premios Extraordinarios de Doctorado a Francisco Javier Díaz Pérez y a Ana Cristina Moliner Langa por sus tesis en las áreas de Medioambiente y Ciencias de la Salud, respectivamente. Acto seguido se ha presentado el Resumen de la Memoria Académica del Curso 2019 -2020.

(Ver vídeo Memoria Académica 2019 -2020) 

Además, se ha hecho entrega de las becas de iniciación a la investigación de Industrias Químicas del Ebro, que han sido para Pablo Bascuas Burges e Inés García Herrer.

El profesor de la Facultad de Ciencias de la Salud, Javier Bascuas, ha sido el encargado de impartir la Lección Inaugural, titulada “Las influencias en el desarrollo del ser humano: de la genética a la epigenética”. En ella ha afirmado que el ser humano tiene una gran capacidad de evolución: “En este preciso momento podríamos reflexionar sobre nuestra forma de ser cuando éramos estudiantes y cómo, siendo profesores, han cambiado nuestros pensamientos, nuestros juicios y nuestros hábitos, siendo los mismos”.

La rectora Berta Sáez hizo un balance de la situación actual de las universidades. “En la Universidad San Jorge formamos a jóvenes que no solo van a desempeñar de manera excelente su cometido laboral, sino que van a estar preparados para emprender una vida plena, en lo personal y en lo profesional; flexibles para seguir creciendo, abiertos para adaptarse a los cambios y sensibles para ayudar siempre a los que más lo necesitan”. Ha destacado que la esencia de la Universidad es enseñar e investigar y que son los valores fundamentales que defiende como rectora: “Enseñar, para que los alumnos aprendan a desenvolverse en el mundo cuando salgan de este campus y para que las nuevas generaciones hagan un mundo más justo y solidario; e investigar, para que la sociedad progrese y alcance mayores cotas de bienestar y para que cada vez más ciudadanos puedan vivir en mejores condiciones”.

La consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, María Eugenia Díaz Calvo, ha alabado la gestión que ha tenido la Universidad San Jorge para poder comenzar este curso con toda la normalidad y anticipándose a las medidas, dada la situación sanitaria actual. Ha considerado que va a ser un curso difícil, que los alumnos van a tener que renunciar a parte de lo que supone la vida universitaria, pero que la USJ ha demostrado que está preparada para afrontar la situación.

En el acto también han estado presentes el arzobispo de Zaragoza y gran canciller de la Universidad San Jorge, Vicente Jiménez Zamora; el presidente del Grupo San Valero, Pedro Baringo Giner; la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría; el presidente de las Cortes de Aragón, Javier Sada Beltrán; el Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, Manuel Bellido; la Vicealcaldesa Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández; la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Villanueva de Gállego, Susana González y el vicario de la diócesis de Zaragoza, Manuel Almor.