FALSOS DELGADOS U OBESIDAD NORMOPESO

Hay personas que tienen un peso acorde con su estatura, pero que sin embargo presentan características fisiológicas que van asociadas al sobrepeso y obesidad.
Dietista profesional

Share this post

23.03.2017

Se les denomina "falsos delgados" a las personas que, aparentemente tienen un cuerpo delgado pero a nivel fisiológico tienen los mismos problemas de salud o más que una persona con sobrepeso u obesidad.

Seguro que conocéis algún caso. Son personas que comen comida precocinada a cualquier hora, productos altamente calóricos y azucarados, que no hacen ejercicio físico…pero que aún así, al verse delgados y los kilos no suben en la báscula, continúan comiendo de esa manera sin preocupación alguna.

Muchas veces se les atribuye la etiqueta de "personas con suerte" por el hecho de comer y no engordar, pero lo cierto es que esto no es ninguna suerte ni ningún privilegio. ¿Alguien se ha parado a pensar si ese tipo de alimentación está afectando a su salud?.

Son cosas independientes, el hecho de no engordar no quiere decir que te estés alimentando de manera correcta, de la misma manera que una persona fumadora puede sentirse bien pero no por ello está actuando de manera correcta con su salud. Tampoco es señal de estar haciendo las cosas bien que tengas unos buenos resultados en los análisis de sangre, ya que eso no significa que dentro de un tiempo, si sigues alimentándote mal, aparezca una patología y tu estado de salud empeore.

Por tanto, los “falsos delgados”, son las personas que tienen un peso que va acorde con su estatura,  pero que sin embargo presentan ciertas características fisiológicas que van asociadas al sobrepeso y obesidad como es el caso de la hipertensión, niveles altos de colesterol y triglicéridos, la diabetes, problemas cardiovasculares y grasa visceral, que es de gran importancia debido a que es la grasa que se localiza alrededor de los órganos, y la que puede ocasionar problemas cardiovasculares si no se controla.  Se estima que hasta un 20% de la población mundial se encuentra en esta situación, pero que al no tener signos de sobrepeso u obesidad no son diagnosticados, lo que supone un gran riesgo.

A finales del año 2016, un el grupo de investigación en Nutrigenómica y Obesidad de la Universidad de las Islas Baleares, liderado por Andreu Palou, ha descubierto unos biomarcadores que permiten identificar los riesgos de salud de la obesidad normopeso, atribuida a los “falsos delgados”, demostrando que “este fenotipo va asociado a una deposición anómala de grasa en el hígado, aun en ausencia de obesidad, y sin incremento de los niveles en sangre de marcadores clásicos como el colesterol y los triglicéridos que puedan servir como señal de alarma”. Os dejo aquí la noticia publicada en la Agencia SINC.

¿Cuál es la raíz de asunto? Que actualmente los cánones de belleza están muy dirigidos a que las personas con éxito sean las delgadas y es por esto que muchas personas únicamente se fijan en estar aparentemente delgados sin importarles en absoluto su estado de salud. Repito que esto es un error, ya que estar delgado no es sinónimo de estar sano y tampoco de estar libre de grasa.

Evidentemente lo ideal es evitar el sobrepeso y la obesidad, pero de una manera correcta  aprendiendo a comer, cambiando sus hábitos, realizando ejercicio físico y preocupándose por abastecer a su cuerpo de los nutrientes necesarios, porque como ya se ha comprobado, las personas delgadas alimentadas a base de productos altamente procesados, calóricos, azucarados y con grasa de mala calidad, tienen problemas de salud asociados directamente con la obesidad, por lo tanto su estado de salud es realmente malo.

CONCLUSIÓN: Siempre hay que buscar un equilibrio. Estar en nuestro peso saludable pero que vaya acompañado de un porcentaje de grasa corporal también correcto, ya que éste parámetro es incluso de más importancia que el peso. Por supuesto dejar claro que el estar delgado aparentemente no está relacionado con un buen estado de salud, hay que ir más allá.

 

nutrición
Salud
Deporte
Educación