USJ y el Ayuntamiento de Zaragoza firman un convenio para medir el retorno social de las políticas públicas

El objetivo del documento busca aumentar la colaboración entre ambas entidades con el fin de mejorar el diseño de las acciones de fomento a futuro, mejorar su soporte y el catálogo de soluciones a implementar

La rectora de la Universidad San Jorge, Berta Sáez, y la consejera de Economía, Innovación y Empleo del Ayuntamiento de Zaragoza, Carmen Herrarte, han firmado esta mañana el convenio de colaboración para la medición del retorno social de políticas públicas, conocido como SROI, del consistorio a través de una aplicación informática. Todo el trabajo está coordinado desde el grupo Economius-J, perteneciente a la Universidad, y dedicado al análisis económico del derecho, así como a la gestión y evaluación de política públicas, comunidades locales y comunidad internacional. “Las políticas públicas se pueden y se deben medir, porque la eficacia y la eficiencia es posible medirla, y lo que no se mide no se puede mejorar, y necesitamos medir para corregir los proyectos que no funcionen y seguir mejorando los que sí”, ha valorado la consejera Carmen Herrarte durante la firma oficial del convenio.

En su intervención Carmen Herrarte ha dicho que “es un hito empezar a medir el SROI”, y ha destacado que si no hubiera sido por la USJ “no hubiéramos sido capaces de sacarlo adelante”. “Es fácil hablar de innovación, pero se innovador es más difícil, y hacer herramientas para medir los proyectos del Ayuntamiento es realmente difícil porque son proyectos pequeños, efímeros, pero la Universidad San Jorge ha sido valiente y nos ha ayudado en este proyecto”, ha añadido Herrarte.

En esa línea, la rectora de la Universidad San Jorge, Berta Sáez, ha dicho: “las universidades somos un vector de desarrollo que formamos profesionales que sabrán afrontar los retos del futuro, y damos respuesta a necesidades que la sociedad y las empresas están demandando; porque además de docencia, las universidades somos investigación, innovación y, por supuesto, compromiso social”.

La novedad de esta iniciativa radica en la creación de una herramienta de medición del retorno social de políticas públicas basada en la información proporcionada voluntariamente por diferentes entidades participantes. En este caso, se ha elegido para el estudio la Fundación Picarral, Fundación Adunare, Zaragoza Activa y CIEM Zaragoza. Así, el grupo de estudio trabajará en el análisis de los datos facilitados y con las conclusiones se buscará conseguir optimizar las inversiones del consistorio en materia de inclusión y emprendimiento.  Todo ello, con el objetivo de conseguir una cuantificación más exacta del retorno social de las actuaciones analizadas basándose en los criterios e indicadores que son objeto de medición. Gracias a este proyecto se podrá poner en valor el trabajo de las organizaciones sociales que tanto valor aportan a la sociedad zaragozana desde hace años.

Sobre ese carácter innovador, la consejera Herrarte ha apuntado que “en el Ayuntamiento necesitamos a los académicos porque son capaces de condensar conocimiento para que podamos avanzar y garantizar el rigor. La USJ ha sido la que se ha atrevido porque tiene un ADN innovador, porque tiene fortaleza académica y porque es una universidad inquieta”.

En el cierre del acto, Sáez, además de agradecer y felicitar al grupo Economius-J por su trabajo, ha manifestado que “la firma de este convenio se materializa en proyectos concretos como este, en el que el Ayuntamiento de Zaragoza y la Universidad San Jorge colaboramos para poner en marcha iniciativas beneficiosas para mejorar la eficiencia de la Administración”.

El montante total del convenio asciende a 60.000 euros que serán gestionados a través de Zaragoza Dinámica, dependiente del Área de Economía, Innovación y Empleo del Ayuntamiento de Zaragoza. La gestión del SROI es uno de los 50 puntos que se firmaron en el acuerdo de gobierno PP-Ciudadanos al inicio de la legislatura.

El grupo de investigación Economius-J se formó en el año 2017 y en la actualidad está integrado por diez miembros efectivos y once colaboradores de los cuales diez son doctores en derecho, economía, psicopedagogía y sociología, ocho doctorandos y tres expertos profesionales.