El Proyecto Sancho Panza sigue su camino entre Zaragoza y Líbano

Un nuevo grupo de BRILIB XXIX de las Fuerzas Armadas se forma en cocina en Zaragoza de la mano de Fernando Leyva

VER VIDEO

Un nuevo contingente de BRILIB XXIX viajará al Líbano en mayo relevando así al grupo que actualmente, y desde noviembre, se encuentra en la zona en misión de la ONU. Entre ellos, más de 20 miembros de las Fuerzas Armadas que, una vez más, participarán en el Programa Sancho Panza.

ESAH y Grupo Lezama hemos visto pasar esta semana por nuestras aulas al sexto grupo que participa en este proyecto que, aunque se lleva desarrollando desde hace años, fue en 2015 cuando consicentes de los resultados tan positivos de estas actividades producían en la población civil, quisieron profesionalizar el programa. ¿Cómo? Impartiendo clases de cocina a los integrantes del Sancho Panza.

Desde 2015 ESAH y Grupo Lezama participamos en el proyecto Sancho Panza cuyo objetivo es estrechar lazos con la población civil del Líbano a través del intercambio culinario en diferentes escuelas de hostelería de la zona, algo que indudablemente contribuye a mejorar y facilitar la labor de las Fuerzas Armadas Españolas en la zona. Aficionados a la cocina, recién iniciados en los fogones o miembros del ejército comprometidos con los objetivos de este programa, son los voluntarios que han querido participar de esta actividad entendiendo el impacto positivo que ésta tiene en la población civil y que realizarán estas actividades en su horario libre.

En esta ocasión han contado con Fernando Leyva, que imparte Cocina Avanzada en ESAH y Pastelería en la Escuela de Hostelería de Sevilla, como profesor. Junto a él, en dos intensivos días de cocina, han aprendido a realizar recetas tradicionales de la cultura gastronómica española que posteriormente enseñarán a estudiantes de hostelería en diversas escuelas de la zona del Líbano.

Como particularidad, algunas de éstas han tenido que ser adaptadas para evitar incluir cerdo entre los ingredientes, debido a la mayoría musulmana de la zona en la que se desplegarán a partir de mayo. Patatas aliñadas, purrusalda, sodas de ajo, espinacas con garbanzos, empanada gallega, brandada de bacalao o chipirones en su tinta, son algunas de las recetas que realizaron el primer día en las cocinas del Cuartel Militar de Zaragoza, donde están recibiendo las clases prácticas.

El segundo día, ¡muy dulce! Arroz con leche, flan, natillas, torrijas o brownies.

Mientras, realizan a través de las aulas virtuales de ESAH el curso para obtener el certificado de Manipulador de Alimentos.

Una ocasión más, ESAH y Grupo Lezama estamos encantados y orgullosos de participar en proyectos que a través de la gastronomía ayudan a mejorar el Mundo y a contribuir positivamente en la sociedad. ¡Buen viaje!