Una investigación liderada por Pilar Martín Duque demuestra la presencia de Covid-19 en el 25% de negativos por PCR convencional

La vicerrectora de la USJ participó en un encuentro en el Instituto de Salud Carlos lll

La vicerrectora de Investigación de la Universidad San Jorge, Pilar Martín Duque, participó ayer en un encuentro en el Instituto de Salud Carlos lll para poner en común distintas investigaciones biomédicas que se han desarrollado durante de la pandemia. La jornada, que contó con la directora del Instituto Raquel Yotti y el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ofreció una visión general del desarrollo y resultados del Fondo COVID a través de 10 proyectos seleccionados de entre más de 120 investigaciones financiadas sobre SARS-CoV-2 y COVID-19.

La investigación liderada por la Dra. Pilar Martín ha demostrado la presencia del virus en el 25% de pacientes diagnosticados como negativos por PCR convencional. Esta conclusión, extraída del proyecto “Diagnóstico temprano de Covid-19 para individuos sospechosos de la enfermedad”, se ha resuelto tras la puesta en marcha de un nuevo método diagnóstico del SARS-CoV-2, que sirve para detectar la infección en las etapas más tempranas o en los individuos altamente sospechosos que eran clasificados como negativos utilizando las técnicas habituales.

“Es un método aplicable en asistencia sanitaria y consiste en realizar una variante de la PCR  extrayendo vesículas de las muestras del paciente en las que se puede detectar el material genético del virus con mayor precisión, incluso cuando la carga viral no es muy alta, como sucede en estadios tempranos o de recaída”, explica la vicerrectora de investigación de la USJ.

Este nuevo protocolo de detección del virus en diversos fluidos del paciente (sangre, orina, saliva, lágrimas, etc.), se puede detectar en todo tipo de muestras, pero la sensibilidad es variable entre ellas. Empleando hisopos nasales, los investigadores han sido capaces de demostrar la presencia del virus en el 25% de pacientes que habían sido diagnosticados como negativos por PCR convencional.

Con este proyecto, el equipo liderado por Pilar Martín Duque, pretendía disminuir el número de falsos negativos obtenidos con las pruebas habituales y que podrían diseminar la enfermedad al ser portadores. La puesta en marcha de esta investigación recibió hace ya un año el apoyo del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) en el marco de la convocatoria de financiación extraordinaria de proyectos de investigación sobre el SARS-CoV-2 y la enfermedad COVID-19.

Sesión Fondo Covid-19 del ISCIII, un año desde su convocatoria: Investigación biomédica durante la pandemia.

Ver en YouTube