El 86% de los egresados de 2017 de la Universidad San Jorge están empleados

9 de cada 10 antiguos alumnos recomiendan el centro educativo para su formación

El 86% de los egresados de la promoción 2017 de la Universidad San Jorge está trabajando y el 91% de los antiguos alumnos de esta promoción recomendaría la USJ a un familiar o amigo cercano. Son datos de la encuesta anual que realiza la universidad para conocer la situación de sus estudiantes doce meses después de terminar sus estudios.

Los grados en Arquitectura y en Traducción y Comunicación Intercultural cuentan con la tasa de empleabilidad más alta, ya que todos los alumnos consultados de estas titulaciones se encuentran trabajando. Además, el 90% de los alumnos de Fisioterapia y el 88% de los de Administración y Dirección de Empresas también tienen un empleo.

La gran mayoría de los egresados de las distintas titulaciones, el 95%, encontraron un trabajo antes de seis meses tras la conclusión de sus estudios, y el 78% lo consiguió en menos de tres meses. La mayor parte trabaja en Aragón (77%), en el sector privado (74%) y con un contrato a tiempo completo (63%). Además, el número de alumnos que cuentan con un contrato indefinido en su primer año después del egreso es ya del 30%. Para contextualizar esta cifra, es necesario resaltar que el porcentaje de egresados universitarios con contrato indefinido en el conjunto de las dos universidades aragonesas a los tres años del egreso, no a los doce meses, es del 37%, según los resultados de la encuesta sobre inserción laboral de egresados del sistema universitario de Aragón en 2018.

Asimismo, el 87% realizan tareas de nivel universitario y el 91% las definen como muy específicas o bastante específicas de la titulación que han estudiado. Finalmente, el 83% sitúa su grado de satisfacción con el trabajo actual en alto o muy alto.

Si se atiende a aquellos que continúan buscando empleo, el 53% afirma que, aunque trabaja, busca una promoción profesional o mejora de sueldo.

En cuanto a la formación tras graduarse, nueve de cada diez egresados dicen haber cursado algún tipo de estudios, siendo el 57% quienes recibieron formación de carácter universitario. Entre aquellos que realizaron formación no universitaria, la mayor parte (58%) asistieron a cursos de corta duración de especialización, seguidos de quienes recibieron formación en idiomas (36%) y quienes lo hicieron para preparar oposiciones o exámenes oficiales (32%).