Pedro Baringo en el suplemento “Perspectivas 2021” de Heraldo

El presidente del Grupo San Valero aporta su punto de vista para el año 2021

Heraldo de Aragón ha entrevistado a 50 personalidades aragonesas de todos los ámbitos para conocer anticipadamente las claves de 2021 y para interpretar el futuro más próximo en un momento de excepcional relevancia.

(Publicado junto con la edición del 31 de diciembre de 2020, entrevista de Lucía Serrano)

Pedro Baringo: "Me preocupa mucho, y no solo en educación, la pérdida de los derechos individuales"

Pedro Baringo, presidente del Patronato del Grupo San Valero, apuesta clara y decididamente por elevar, de verdad, el nivel de la Formación Profesional (FP), cerrando el círculo entre universidad y empresa, y por hacer de la investigación el auténtico motor y elemento diferenciador de la Universidad San Jorge.

Condena el "individualismo atroz". Se irrita cuando alguien dice "eso no es problema mío" y hace suyo el proverbio latino: "Nada humano me es ajeno". Bajo la firme convicción de que solo saldremos adelante siendo flexibles ante los cambios, sin dejar atrás a los más necesitados, Pedro Baringo preside el Patronato del Grupo San Valero, integrado por cinco entidades educativas, que atiende a cerca de 30.000 alumnos y emplea a 1.147 trabajadores.

Tiempos de pandemia. ¿Cómo ha impactado en el Grupo San Valero?

Fuerte. Sin embargo, hemos respondido muy bien con la formación a distancia. Se han desdoblado aulas, hemos creado grupos burbuja… y no se han producido contagios. Se han impartido todas las clases, se han hecho todos los exámenes y, en cuanto a contenidos, el curso se ha desarrollado con absoluta normalidad.

¿A grandes crisis, mayores oportunidades?

Siendo positivos, a nivel tecnológico hemos avanzado en seis meses lo que hubiéramos tardado en hacer cuatro o cinco años. Es lo único positivo de esta crisis, que no ha traído más que efectos muy dañinos y adversos. Saldremos adelante, sí, pero tampoco creo que hayamos aprendido nada.

¿Qué amenazas percibe en el sector de la educación?

El diagnóstico es sencillo, la receta no tanto. Me preocupa mucho, y no solo en la educación, la pérdida de los derechos individuales. Hoy, al ser humano le preocupa más la salud que la libertad. Pero cuando el Gobierno pretende controlar a los individuos, sus hábitos de conducta, educación, ocio…, coarta su libertad. Y, en este sentido, la pandemia ha sido un acelerante. Creo que la receta es resistir y que la sociedad civil no deje que se conculquen sus derechos fundamentales.

¿Pero, en teoría, son acciones encaminadas a velar por nuestra salud?

Hablo de algo más profundo. Se está generando una dinámica de que lo privado es lo opuesto a lo público y de que solo lo público es bueno. No hace mucho, una ministra dijo que los hijos no son de los padres. Y, si no son de los padres, es que son del Estado, luego el Estado los puede formar como quiera. Lo mismo pasa con la justicia, la economía o con los medios de comunicación. Y el individuo solo es libre a través de la educación.

Ha dicho que su objetivo es consolidar lo logrado y abrir nuevas vías de actuación en el grupo educativo...

Me gustaría hacer lo que hace 67 años sembró el germen del grupo. Cuando nadie hablaba de Formación Profesional (FP), se creo una escuela gratuita para chicos con dificultades para darles una capacitación profesional, y ahora trabajamos para cerrar un círculo formativo entre FP, universidad y empresa. De manera que, de verdad, elevemos el nivel de la FP a una capacitación en igualdad con la universidad.

Dicen que la educación ‘online’ pondrá en jaque a las universidades.

No lo creo. El elemento diferenciador de la universidad no es tanto la docencia como la investigación, si no, se convierte en una academia que solo transmite conocimientos. Y ese es el reto de la Universidad San Jorge: docencia, más investigación, más formación en valores. Esfuerzo, dedicación y sacrificio son fundamentales, pero la educación actual descuida esos valores.

¿Qué puede hacer el Grupo San Valero por Aragón?

Mantener nuestro lema: que nadie que quiera estudiar y que tenga capacidad deje de hacerlo por su situación personal, física o económica.

 

>>¿QUIÉN ES? >> Presidente del Patronato del Grupo San Valero, Pedro Baringo, abogado, es licenciado en Derecho por la Universidad de Zaragoza, ha sido presidente del Patronato de la Universidad San Jorge (2013-2016) y vicepresidente del Patronato del Grupo San Valero entre 2016 y junio de 2020. Fue, además, director de Cáritas Diocesana de Zaragoza (1992-1996).