La soledad y el cuidado de las personas mayores y dependientes, asignatura pendiente de nuestra sociedad

El modelo de atención a personas dependientes debe centrarse en la persona
Directora Área Internacional y Cooperación Grupo San Valero

Compartir

07.11.2022

Durante el mes de octubre más de 100 personas se formaron en atención sociosanitaria gracias al proyecto europeo Rural Needs and Mobile Learning

El pasado mes de octubre el aula móvil de Grupo San Valero se desplazó a varias comunidades autónomas del medio rural español. Una oportunidad para hacer llegar la formación sociosanitaria elaborada en el marco del proyecto europeo Rural Needs and Mobile Learning, y hacer llegar la formación sociosanitaria a domicilio para el cuidado de personas dependientes elaborada en el marco del proyecto, a personas del medio rural que se encuentran realizando estas labores por diversos motivos, pero que carecen de formación específica en este campo. Estas jornadas sirvieron también para poner en común y reflexionar sobre las necesidades que la población de pequeñas localidades tiene en torno al cuidado de las personas mayores y dependientes, sensibilizar a los asistentes. Autoridades locales y regionales, trabajadores del ámbito sociosanitario, familiares de personas dependientes fueron algunos de los integrantes del público, dotando a estas sesiones de una variada batería de impresiones, objeto de estas jornadas.  

Las sesiones de trabajo llevadas a cabo esta semana en la que se ha podido compartir experiencias con personal de residencias de mayores, trabajadores sociales, personal de Cruz Roja, Cáritas o de los servicios sociales comarcales, entre otros, han permitido obtener interesantes conclusiones y reflexiones que permitirán seguir trabajando en la mejora de la atención sociosanitaria a personas mayores o que viven en soledad, no solo en el medio rural, sino también en poblaciones de mayor población.

Entre las principales conclusiones extraídas de estas jornadas destacan:

-El modelo residencial para personas dependientes actual se dirige en la “atención centrada en la persona”, trabajar con su historia de vida. Es necesario hacer de estos centros hogares para los residentes que compartan con sus familiares y amigos de una manera más familiar. Para ello juega un papel fundamental:

-Educar desde la base (la infancia) normalizando la convivencia/relación con las personas mayores y/o dependientes. Normalizando esta etapa de la vida para nuestros hijos. Para ello es fundamental la educación y la colaboración de las padres y los colegios. Con beneficios mutuos en todas las etapas de la vida.

-La soledad sentida es otro de los elementos comunes a todas las jornadas. Una pandemia silenciosa e invisible pero cada día más presente en nuestra sociedad. Y que una vez identificada por parte del entorno que rodea al sujeto, sólo puede abordarse desde la proximidad. En este punto, las nuevas tecnologías son una herramienta para acercarse al sujeto. En la actualidad el uso de estas herramientas es todavía un hándicap para las personas mayores, pero con un acercamiento adecuado, pueden ser una gran ayuda. En las generaciones futuras, será mucho más fácil poder hacer uso de ellas en beneficio de la salud y el cuidado de las personas que sufren este sentimiento íntimo y personal que puede llegar a aislar de la sociedad a las personas.

-Finalmente quedó patente que la formación elaborada en el marco de este proyecto centrado en las necesidades del medio rural europeo es trasladable perfectamente a cualquier ámbito geográfico y para cualquier persona que por cualquier motivo se encuentra cuidando a personas dependientes.

Más información en internacional@gruposanvalero.es

 

 

Sociedad
Educación
Salud
Mayores