'Range Anxiety' (ansiedad de distancia) y Vehículos Eléctricos

Profesor de la Universidad de Greenwich

Compartir

28.06.2017

A continuación se expone un resumen de las investigaciones realizadas sobre el problema de 'range anxiety' (ansiedad de distancia) y vehículos eléctricos. La mejora en el aumento de la capacidad de las baterías de vehículos eléctricos ha sido lenta y 'range anxiety' es una de las razones que previene a la gente de comprar vehículos eléctricos. Teniendo en cuenta esta problemática se han analizado dos modelos de negocio diferentes que intentan solucionar el problema de la ansiedad de distancia.

Comenzamos explicando el 'battery swapping' (intercambio de baterías), como una alternativa de propiedad para el consumidor, basado en el alquiler. El conductor de vehículo eléctrico va a poder cambiar sus baterías, en el mismo tiempo en el que llenaría el depósito del coche, utilizando estaciones de cambio de baterías localizadas estratégicamente en aéreas locales.

Este modelo de negocio lo han puesto en práctica las empresas 'Better Place' en Dinamarca y Israel y “Tesla en California. En los dos casos, la iniciativa no sigue funcionando. Sin embargo, la empresa Voltia que alquila furgonetas en Bratislava, Eslovaquia continúa el negocio de battery swapping.

Otro modelo de negocio innovador estudiado es el 'range extenders' (suplementos de distancia), que también trata de solucionar problemas de la ansiedad de distancia. 'Range extenders' son cargas auxiliares de baterías que pueden ser llevados por un coche eléctrico para proveer electricidad para viajes largos. Su origen se basa en la idea de que para muchos usuarios de coches eléctricos la distancia no es un problema cotidiano, ya que sus viajes diarios van a ser relativamente cortos. Por esta razón una batería grande y cara no es necesaria, y este tipo de negocio se encarga de proveer de estas baterías cuando se realizan viajes más largos.

Dos compañías diferentes, 'EP Tender' en Fracia y 'MoBat' en Alemania están creando 'range extenders'. Estas dos compañías han creado diferentes diseños, tratando de promover el mismo concepto, siendo competidores entre sí que tratan de comercializar sus productos. Los desafíos a los que se enfrentan estas dos empresas es tratar de ser aceptadas por los grandes fabricantes de automóviles, lo que resulta muy complicado.

vehículo electrico
ahorro
medio ambiente