El Grupo San Valero celebra el vigésimo aniversario de su centro educativo en República Dominicana

La Fundación Dominicana San Valero, uno de los cinco centros del Grupo San Valero, cumple 20 años y lo ha celebrado con un acto institucional en el que se ha presentado un estudio del impacto social y económico de esta institución ubicada en uno de los barrios con más carencias de Santo Domingo (República Dominicana) y al que han asistido el presidente y el director general del Grupo San Valero, Ángel García de Jalón Comet y César Romero Tierno, respectivamente.

Un estudio ha analizado los efectos económicos directos del proyecto en República Dominicana y el retorno de la inversión que las administraciones públicas e instituciones aragonesas han realizado en este proyecto de cooperación y desarrollo. El impacto económico directo en la economía de la República Dominicana durante estos 20 años ha sido de 12,4 millones de euros, de los cuáles casi el 60% se corresponde con el gasto de personal, y actualmente el impacto directo medio que genera la actividad de la Fundación se ha estabilizado y se sitúa en torno a los 1,6 millones de euros anuales. Además, por cada euro de cooperación aragonesa invertido se genera un impacto económico directo de 4,83 €. Se trata de uno de los proyectos de cooperación aragoneses más importantes por volumen de impacto y sostenibilidad, proporcionando actualmente 193 puestos de trabajo y prestando servicio a casi 6.000 alumnos al año.

Desde 2003, la Fundación Dominicana San Valero ha formado a más de 47.000 alumnos en sus centros del barrio Los Guaricanos, con una tasa de abandono de los alumnos de bachillerato técnico del 0,5%, muy lejos del 16% que se registra a nivel nacional. En cuanto a la inserción laboral de los alumnos, la Fundación consiguió que el año pasado el 98% de sus estudiantes fueran contratados en los seis meses siguientes a la finalización de sus estudios en su área de especialización.

Ayudas a los más desfavorecidos
La Fundación, junto con otras entidades sociales y entidades gubernamentales, está desarrollando un modelo social que proteja a los más desfavorecidos y les facilite las mismas oportunidades que al resto para acceder a la formación necesaria para desempeñar una vida laboral digna. Por ello, ha conformado a lo largo de estas dos décadas un sistema de becas y ayudas para favorecer el acceso a sus programas educativos. El importe destinado a estas becas ha ido creciendo hasta superar los 20.000 euros a partir del curso 2012-2013. En los últimos cursos, el 56% de estas ayudas se concedieron a mujeres, en línea con la política de igualdad de la Fundación y con el objetivo de favorecer la integración de la mujer en el mercado de trabajo. Además, el estudio ha valorado la contribución social de la Fundación Dominicana San Valero en diversos ámbitos, como el acceso a recursos básicos como el agua, la atención sanitaria, la lucha contra las desigualdades sociales y la igualdad de género.

Desde su puesta en marcha, la Fundación ha tratado de mitigar algunos de los problemas que sufren los ciudadanos de Los Guaricanos, como por ejemplo el acceso al agua potable. Uno de los primeros proyectos que se llevaron a cabo, junto con el Gobierno de Aragón, fue la mejora de las condiciones higiénico-sanitarias a través de captación y suministro de agua potable para la población del barrio, con una inversión de 220.000 euros.

En 1997 se puso en marcha un servicio de atención sanitaria vinculado a su Centro Politécnico San Valero, con la colaboración de Cáritas, que se amplió con la construcción del Centro Politécnico Aragón, con la colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza y de la Clínica Cruz Jiminiain. Este servicio se estructura como un centro de atención primaria desde el que se realizan consultas, se llevan a cabo programas sanitarios específicos, se atienden urgencias y se realizan analíticas gracias a un moderno laboratorio clínico ubicado en las propias instalaciones.

La Fundación Dominicana San Valero ha lanzado diferentes iniciativas enmarcadas en un proyecto integral de fomento de la lectura que no sólo se centra en sus alumnos sino que también incluye a la población adulta del barrio que no dispone de herramientas básicas de lectura y escritura. En 2011 abrió un espacio educativo para todo el barrio, la Biblioteca Aragón, con la ayuda de la Obra Social de Caja Inmaculada. Esta unidad cuenta con bibliografía para todos los niveles incluyendo el universitario y dispone de una gran variedad de textos en las áreas técnicas.

En cuanto a los programas de alfabetización, la Fundación ha colaborado con el Programa de Educación Básica y Bachillerato a Distancia, destinado a población joven y adulta que por motivos laborales o de otro tipo no pudo concluir sus estudios de educación básica en la modalidad presencial, en el que se ha formado a 488 alumnos, de los cuáles un 65% fueron mujeres.

Al acto institucional de celebración del vigésimo aniversario, que congregó a más de 500 invitados, asistieron el presidente y el director general del Grupo San Valero, Ángel García de Jalón Comet y César Romero Tierno, respectivamente; el director general de la Fundación Dominicana San Valero, José René Frías; y altos cargos del país como el ministro de Educación, Carlos Amarante; el cardenal arzobispo de Santo Domingo, Nicolás de Jesús López Rodríguez; y el embajador de España en la República Dominicana, Jaime Lacadena, entre otros, además de la ministra de Estudios Superiores, Ciencia y Tecnología, el ministro de Trabajo, el ministro de Cultura, el embajador de la Unión Europea, el director del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (Infotep) y representantes del ámbito empresarial, de universidades y de centros educativos, y, por supuesto, personal docente y de gestión de la Fundación.

REPORTAJE EN "OBJETIVO". ARAGÓN Televisión