GRACIAS por poder dar

Gracias Babies Uganda
CEO del Grupo Lezama

Compartir

25.08.2020

Cuenta una leyenda que un rico creía que con su dinero podría paliar el hambre en el mundo, hasta que un sabio muy pobre, le enseño que para eso no hacía falta dinero, solo debía saber dar las GRACIAS, cuando ayudes a alguien hazlo dando GRACIAS, pues la vida te ha puesto en el lugar del que puede dar, y no en el lugar del que necesita la ayuda.

Parece mentira lo que influye en cada vida, según donde nazcas, el entorno económico del país, el cariño en la familia y cientos de otros aspectos para que al final tu calidad de vida sea positiva o negativa.

Según el FMI en el año 2019, el país más rico del mundo es Luxemburgo con un PIB per cápita de 116.730$, mientras que EEUU con un PIB de 67.430$, está en el 6º lugar, Alemania con 47.990$, el 15º, España con 30.730$, el 29º, si todo esto lo comparamos con Uganda país donde mi hija colabora con la ONG, Babies Uganda, con un PIB solamente de 823$ y en el puesto 167º, y todavía quedan 27 países por debajo de Uganda nos damos cuenta de lo desigual que puede resultar una vida en cuanto a derechos básicos que todos deberíamos tener como la alimentación, al agua, la educación, la salud y acceso a las medicinas, lo que llamamos el estado del bienestar.

En España tenemos una esperanza de vida de 83,1 años, otros como Uganda solo llegan a vivir 62.5 años de media, en España los primeros años normalmente los niños están bien cuidados, rodeados de juguetes, con los que a veces no juegan, no les falta la comida, aunque alguno le cueste comer, tienen cariño y cuidados, tienen vacunas y buenos pediatras, casi todo lo que puedan necesitar, en Uganda la zona donde colabora la ONG, nacen con lo puesto, incluso en las aldeas, dar a luz es un riesgo, el calor familiar es precario, los alimentos escasos, y la sanidad muy mejorable, los niños tienen pocos juguetes y viejos, pero al menos lo que cuentan y veo, tienen una sonrisa que no soy capaz de saber de dónde ni porque les viene.

Mientras en España crecen, tienen acceso a la educación, obligatoria y gratuita, comedores escolares que los padres nos quejamos de la calidad de la comida, profesores vocacionales con recursos aunque todo es mejorable. Sin embargo en Uganda las aulas son como son, los profesores consiguen tener una más que aceptable educación si la comparas con los países de su entorno. Tienen una alfabetización del 66.8 % (76.8 % masculino y 57.7 % femenino) durante el último censo, pero también es verdad que están mejorando las universidades.

El mundo en general tienes unos problemas graves de desigualdad que solamente se arreglan con soluciones globales de cooperación, la solidaridad se tiene que enseñar desde el aula, y desde la familia, dándole la importancia que tiene, para entre todos crear un mundo más justo y mejor, nos tenemos que unir, no para estar juntos, sino para hacer cosas positivas juntos, no tenemos que dar lo que nos sobra, que es mucho, tenemos que dar lo que otros necesitan.

Yo al menos siento un gran orgullo de ver como hay mucha gente joven en este mundo, capaz a renunciar a caprichos y una parte importante de su tiempo para entregarse a los demás.

Siempre pensé que el esfuerzo de estos jóvenes era tiempo y dinero, pero para esos niños no es lo importante, para ellos son Ángeles disfrazados de seres humanos que llegan cuando mas los necesitan, que son almas de sonrisa contagiosa dispuestos a abrazarles y que les ayudan a cambiar su vida. Gracias Babies Uganda.