Blog 5.0

Levantarse temprano, arreglarse deprisa, atender a la familia y hacer gestiones personales de forma cronometrada, trabajar intentando que cunda el doble, siempre mirando el reloj, antes en la muñeca, ahora en el móvil. Ese móvil cada vez más inteligente, que hasta nos ofrece asistentes personales, para intentar ahorrarnos escribir búsquedas, memorizar datos, recordar agendas…

El mundo avanza con prisa, con el afán de que podamos hacer más cosas en menos tiempo, en cualquier lugar y a cualquier hora. Nuestra lista de tareas diarias es cada vez más larga, y seguramente el triple de lo que podía ser la de nuestros padres o nuestros abuelos. Tenemos más cosas, hacemos más cosas, tenemos menos...

Empresa
Salud
tecnología
Periodista
14.02.19