Creatividad

Resolver problemas nuevos o antiguos de manera nueva
Filósofo, ensayista y pedagogo

Compartir

12.05.2022

El Índice Bloomberg sobre innovación y creatividad sitúa a España en el puesto 31. El nº 1 lo ocupa Corea del Sur. ¿Es tan importante la creatividad o es una de esas palabras fetiche que en un momento dado parece que lo explica todo y luego pasan como todas las modas? Sí. Es extraordinariamente importante para la vida personal, para la vida de las empresas y para la vida de las sociedades.

Para justificar esta importancia debemos comenzar explicando lo que entendemos por creatividad. Es necesario porque tradicionalmente se ha relacionado la creatividad con el arte y otras actividades lujosas, cuando se trata de una actitud general ante la vida. Comenzaré definiéndola por sus contrarios:

  • Creatividad es lo contrario de la rutina
  • Creatividad es lo contrario de la impotencia
  • Creatividad es lo contrario de la dependencia
  • Creatividad es lo contrario de la depresión y la angustia

Desde un punto de vista positivo, la creatividad es                       

  • Capacidad de encontrar posibilidades en la realidad
  • Capacidad para resolver los problemas nuevos o solucionar de manera nueva los problemas viejos.         

Los dos conceptos importantes son “posibilidad” y “resolución de problemas”.

 “Posibilidad” me parece la palabra más bella del diccionario. Nuestro mundo -personal y social- se compone de la realidad, de nuestra situación, -que puede ser difícil y dura- y de las “posibilidades” que puedo descubrir en la realidad. La depresión impide ver ninguna posibilidad, y eso es lo que significa la palabra “angustia”, que procede de “angosto”, estrecho, sin salida. “Posibilidad” en cambio deriva del latín “posse”, que significa “poder hacer”. Lo contrario es estar imposibilitado, limitado, dependiente.

En el campo de los negocios, el término “posibilidad” se traduce por “oportunidad”. Descubrir oportunidades es un tipo especial de creatividad. Supone ver algo interesante donde otros no ven nada. Una enorme ventaja competitiva. Una vez descubierta, la oportunidad se convierte en un objetivo, y el proceso de alcanzarlo, en un problema.

Este es el segundo concepto importante: solución de problemas.           

Creatividad significa resolver problemas nuevos.

Creatividad significa resolver problemas viejos de une forma más eficiente.

 La amplitud del concepto de “posibilidad” y del concepto de “problema” es lo que justifica la importancia de la “creatividad” en todas las dimensiones de nuestra vía: intima, familiar, profesional, política. Cada vez que nos sentimos en una situación angustiosa, en la que nos decimos “no sé qué hacer”, estamos añorando esa virtud mágica que es la creatividad. Uno de los componentes de la felicidad es sentir que se amplían mis posibilidades. Estamos, pues, hablando de algo fundamental en nuestras vidas.

Por ello, he dedicado parte de mi obra a estudiar el modo de “educar la creatividad”, que es un modo de formar la personalidad. Debe hacerse en la escuela, pero también debería hacerse en la empresa. Y esto es lo que me interesa explicar.

El trabajo ocupa una parte importante de nuestro tiempo, y lo que hacemos en él repercute en el resto de nuestra vida. A todos nos interesa trabajar en una “empresa inteligente”, una de cuyas virtudes es que al mismo tiempo que alcanza sus objetivos como empresa, ayuda a que sus empleados realicen sus objetivos particulares. Hacer una pedagogía de la creatividad, sabiendo la importancia que esta actitud tiene también en la vida privada de todo el mundo, supone realizar una extraordinaria función social. Significa que se salga del trabajo sintiéndose más capaz de resolver los problemas que la vida plantea. Puede parecer ingenuo concebir la empresa como generadora de ánimo creador fuera también de la empresa. Pero no es ingenuo. Es solamente difícil. Lo que significa que es un objetivo que exige mucha creatividad para alcanzarlo.

 

Educación
Empresa
Sociedad
Cultura